¿Qué hacer si te despiden?

Ante la gran inseguridad política y económica que estamos viviendo en estos últimos años, que causan grandes tasas de desempleo, siempre andamos preocupados por si nos despiden. ¿Qué hacer en ese caso?

¡En MDH Abogados te ayudamos a defender tus derechos laborales como trabajador!

Los consejos, para hacer frente a un despido, son los siguientes:

1.- Exigir siempre la Carta de Despido:

El despido debe de constar siempre por escrito. Todo lo que ponga en la carta de despido será objeto de prueba en un posible juicio, sin que la empresa pueda modificar lo que redactó en dicha carta.

Una vez recibida la carta de despido hay que exigir una copia a la empresa y quedársela antes de firmar nada. Por otro lado también es necesario comprobar que la copia y la carta original de despido sea la misma y si no estás conforme con la carta de despido poner la coletilla ¨ no conforme¨ ya que es una forma de protegerse y de guardarnos un as en la manga a efectos de una hipotética demanda judicial.

2.- Identificar el Tipo de Despido en el que nos encontramos:

Tenemos 4 modalidades de despido, en el que informaremos en la siguiente entrada, que son:

a) Despido Objetivo.

b) Despido Colectivo.

c) Despido Disciplinario.

3.- Comprobar el Finiquito:

El finiquito es un documento donde la empresa propone la entrega de las cantidades que quedan pendientes de pagar al trabajador. Como por ejemplo vacaciones no disfrutadas, pagas extraordinarias devengadas así como los días trabajados sin haber cobrado (si te despiden en mitad del mes).

A la hora de firmar el finiquito, se aconseja siempre firmar con la coletilla ¨no conforme¨ para posteriormente comprobar las cuantías.

4.- Comprobar la Cuantía de la Indemnización:

a) Despido Objetivo.

Aquí la indemnización se establece en 20 días por año trabajado.

b) Despido Colectivo.

La indemnización, como en el caso anterior, también se establece en 20 días por año trabajado.

c) Despido Disciplinario.

En esta modalidad de despido no corresponde ningún tipo de indemnización.

Todas estas cuantías corresponden en el caso de que el Despido sea Procedente. En la próxima entrada hablaremos más detalladamente sobre los distintos tipos de consideraciones que puede tener un Despido Objetivo, Colectivo y Disciplinario.

5.- Impugnación del Despido:

En el caso de que el trabajador no esté de acuerdo con el despido tiene 20 días hábiles judiciales (no cuentan sábados, domingos ni festivos) para impugnarlo.  Este plazo es muy importante, ya que si lo dejas pasar no podrás reclamar judicialmente su despido.

Sin embargo es preceptivo, antes de iniciar la demanda judicial, interponer una papeleta de conciliación, dentro de los 20 días siguientes al despido ante el SMAC ( Servicio de Mediación y Arbitraje) correspondiente a tu Comunidad Autónoma.

Una vez presentada la papeleta de la conciliación, ésta suspenderá los plazos judiciales de caducidad y prescripción.

6.- Solicitar el Desempleo: 

Cuando ya estás despedido, el trabajador tiene derecho a la prestación o subsidio por desempleo siempre y cuando tenga las cotizaciones mínimas que exige la Ley General de Seguridad Social, que por regla general es tener, como mínimo, 360 días cotizados, sin perjuicio de otras reglas específicas que se apliquen para otros casos, en los que ya iremos informando en este Blog.

Para ello tienes un plazo de 15 días hábiles para pedir cita previa en Servicio Público de Empleo Estatal no contándose los domingos ni festivos.

Ante cualquier duda, en MDH Abogados estaremos encantados de ayudarte y de asesorarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *