Buena fe del deudor en la ley de segunda oportunidad

0
0

En los casos de sobreendeudamiento de persona física no empresaria en el que dicho endeudamiento no se produce por hechos fortuitos (por ejemplo, pérdida de empleo) sino porque se hayan ido acumulando durante años préstamos y tarjetas de crédito con cuyos pagos siempre se ha cumplido hasta que ha llegado un momento en que por su volumen es imposible pagar todas las cuotas, pero sin que se haya producido una reducción de los ingresos, ¿se consideraría el concurso como culpable y, por tanto, no se podría acceder al beneficio de exoneración de deudas al no considerarse deudor de buena fe? En ese caso, ¿sólo quedaría la vía de la liquidación y que cada acreedor reclamara las deudas por vía judicial (embargo de nómina de por vida…)?

En definitiva, en los casos de sobreendeudamiento ¿qué se valora exactamente para determinar si hay dolo o culpa grave del deudor? y ¿existe alguna alternativa que no conduzca a estar embargado de por vida si el concurso es declarado culpable?

  • You must to post comments
Showing 0 results
Your Answer

Please first to submit.