Conceden la pensión de viudedad a una mujer cuya pareja no estaba divorciada.

pension viudedad

Se confirma por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) la condena a la Seguridad Social a abonar la pensión de viudedad a una mujer, cuya pareja de hecho falleció en junio de 2014.

Lo curioso de este procedimiento es que cuando la pareja registró su relación en el registro de parejas de hecho en 2012, la pareja de la mujer, a pesar de encontrarse separado desde 1994 aún no estaba divorciado de su anterior esposa, y no obtuvo el divorcio de mutuo acuerdo hasta febrero de 2013.

El hombre y la mujer llevaban juntos desde hacía 19 años y tenían una hija en común.  Al fallecer el hombre en junio de 2014, ella decidió solicitar la pensión de viudedad, petición que fue denegada.

El Juzgado de lo Social Número 1 de Santander, dio la razón a la mujer, afirmando que el requisito para obtener la pensión de viudedad de que no exista vínculo previo con otra persona y que no estén impedidos para contraer matrimonio, sólo debe concurrir en el momento en que se produce el fallecimiento.

El recurso promovido por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social donde se oponían a conceder dicha pensión argumentando que no se cumplían requisitos tales como:

  • Constituir pareja de hecho dos años antes.
  • Convivir bajo esta condición durante cinco años.

Ha sido rechazado igualmente por la Sala de lo Social del TSJC en una de las últimas sentencias notificadas confirmando la tesis mantenida por el Juzgado de lo Social número Uno de Santander y afirmando lo siguiente:

«El hecho de que al tiempo de la inscripción como pareja de hecho subsistiera la vigencia del vínculo matrimonial previo del causante con una tercera persona, no es obstáculo para el reconocimiento de la pensión de viudedad que se solicita».

Así mismo, respecto a la situación de «bigamia» producida, al estar el hombre aún casado cuando se registró la pareja de hecho, el TSJC, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Supremo, señala con que «basta con que concurra en el momento inmediatamente anterior al fallecimiento».

Respecto al periodo de convivencia, el TSJC explica en su sentencia que el reconocimiento de la pensión de viudedad exige la existencia de una pareja de hecho, acreditada mediante la inscripción en un registro público, y la convivencia estable y notoria.

En este sentido, señala que «sea cual sea la fecha de la constitución de la pareja de hecho, la convivencia ha debido durar al menos cinco años (seis para estos casos particulares) ininterrumpidos antes del fallecimiento«.

Pero en este caso, así mismo, la sentencia considera que «el periodo de convivencia requerido es ajeno a si ambos miembros de la pareja podían o no contraer libremente matrimonio«.

En este caso, «consta una convivencia previa al fallecimiento del causante con una extensión temporal superior a la mínima establecida legalmente (19 años) y se completa el requisito formal con la inscripción en el registro de parejas de hecho con una antelación superior a los dos años que exige la norma«, afirma.

Por tanto, «la disolución del referido vínculo matrimonial con anterioridad al fallecimiento es lo que permite convalidar tanto la convivencia previa anterior como la formalización de la pareja de hecho, partiendo de una interpretación flexible y humanizadora, que es la que debe presidir la materia de las prestaciones de Seguridad Social», concluye la Sala.

Si tienes dudas respecto a la pensión de viudedad o sobre cualquier otro tema legal, puedes hacérnosla llegar totalmente sin compromiso, contactando directamente con nosotros o de forma anónima haciendo click en nuestra sección de consultas legales.

En MDH Abogados hacemos más fácil, lo más difícil.

Deja una respuesta