La falta de entendimiento no perjudica la guarda y custodia compartida

En la Sentencia 2617/2016 del 3 de junio de 2016 del Tribunal Supremo se estableció la guarda y custodia compartida del hijo menor en base a la idoneidad de ambos progenitores, su mutua implicación en la educación y desarrollo del menor y por gozar los dos de capacidades comunicativas  y negociadoras que les permitirá superar sus mutuos recelos, en beneficio de su hijo.

Las anteriores sentencias en primera y segunda estancia habían rechazado dicho régimen al no considerarlo conveniente en atención a las malas relaciones existentes entre los progenitores (a pesar de reconocer las adecuadas habilidades parentales de ambos progenitores) y habían establecido una guarda y custodia a favor de la madre con amplio régimen de visitas para el padre.

El padre alegó en casación que el enfrentamiento de los padres no consta que perjudique al menor y que su integración con ambos progenitores redunda en su beneficio, evitando el sentimiento de pérdida, lo que avala su establecimiento.

El Alto Tribunal, tras repasar su reciente jurisprudencia sobre la custodia compartida y la incidencia de un mayor o menor nivel de desencuentro entre los progenitores a la hora de adoptarla, declara que no aprecia un nivel de controversia superior al lógico y habitual en este tipo de situaciones, y se pregunta las razones que han llevado, ante esa supuesta falta de comunicación entre los progenitores, a la atribución de la guarda y custodia del menor a la madre y no al padre.

Si tienes dudas al respecto o cualquier consulta legal, puedes contactar con nosotros o hacérnosla llegar sin ningún compromiso y de forma totalmente anónima simplemente haciendo click aquí

En MDH Abogados hacemos más fácil, lo mas difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *